lunes, 28 de mayo de 2012

Una captura que sabe a gloria

Muchos de vosotros ya sabréis que siempre me ha llamado muchísimo la atención la pesca con mosca, aunque apenas la he practicado hasta ahora. Mis inicios se remontan a febrero del año pasado, cuando compré un kit de caña + carrete + linea por 40€ en el decathlon, más que nada para tener algo con lo que poder iniciarme en este mundo. Hasta junio del año pasado estuve practicando regularmente, aunque sin ningún resultado, pero me sirvió para iniciarme y tener una idea de esta nueva técnica para mi. Bien poquito duró la vida del equipo, en junio el carrete dijo "hasta aquí" y el freno dejó de funcionar, cosa que me disgustó, aunque quizás no lo suficiente como para decidirme a comprar otro carrete. Desde ese momento y hasta este sábado, la pesca con mosca quedó aparcada para mi, quizás la falta de fe en ella me hizo desistir y pensar que esta técnica no estaba hecha para mi. Ya casi la había olvidado, cuando la semana pasada, hablando con Víctor Bocos, me convenció de que lo volviera a intentar, que en el momento que sacar la primera pieza quedaría envenenado. En un principio en este segundo intento de engancharme la idea era hacerlo con especies no tan complicadas como las de mar, ya que tiene muchas limitaciones y conseguir las primeras capturas suele llevar bastante tiempo, como pude comprobar el año pasado. Esta vez pretendía empezar en el agua dulce, sobretodo con los pequeños black bass, que seguro que no serían tan complicados como cualquier especie de mar. Hasta aquí todo bien, pero aún me faltaba el carrete, por eso decidí pedir un por ebay, el más barato con linea incorporada, solo con el objetivo de tener algo con lo que poder volver a practicar. Como soy un ansioso y cuando me pica el gusanillo no puedo esperar, el viernes le pedí un carrete a un amigo para poder volver a intentarlo el sábado, ¡¡pero en agua salada otra vez!!, tenía fe en un lugar donde últimamente he estado sacando lubinas a spinning, además las condiciones son inmejorables para pescar a mosca, como lo hace Txema, un maestro en este mundo. Muy ilusionado, me puse a montar unas moscas con fibras de plumas de marabou para el día siguiente, las cuales personalmente me encantaron, y más su gran movilidad en el agua, que le daban una pinta inmejorable.


Foto hecha después de haber pescado con ella

Llegó el día, allí estaba yo con el equipo de mosca al completo sin saber muy bien qué hacer, casi ya se me había olvidado mi escasa técnica de lance, pero a los 10 minutos ya conseguía sacar unos 15 metros de linea, distancia que apenas mejoró en el transcurso de la jornada, aunque para mi ya era suficiente, mi punto fuerte era la mosca. Después de 15-20 minutos de empezar, me fijo y veo detrás de la mosca algo que se acerca rápidamente, el corazón se me acelera y aún más cuando noto que la linea ha quedado tensada y me es imposible recoger más, es entonces cuando clavo por reacción, ¡¡era mi primera picada a mosca, y había conseguido clavarla con una linea 4-5!! La batalla fue bestial, y entre los nervios por ser la primera picada a mosca y que no sabía muy bien qué hacer, se alargó 3 o 4 minutos hasta que pude acercarla a la orilla. No me lo podía creer, ¡¡había conseguido mi primera captura a mosca!!, ¡¡¡y vaya captura...!!! La pieza más relevante del año, sin duda, ya que para mi no solo es una simple lubina, significa el comienzo de una nueva etapa en la pesca con señuelos. Ni muchísimo menos pienso en dejar el spinning, pero de ahora en adelante la mosca tendrá un hueco en las jornadas que pueda usarla cómodamente.

 Bestial la batalla que dio con el equipo de linea 4-5


 Preciosa foto hecha por Txema

¡¡¡Siempre C&S por supuesto!!!

jueves, 24 de mayo de 2012

Preguntas sin respuesta


En la siguiente entrada no pretendo enseñar nada, ni mostrar capturas recientes, ni hablar sobre ninguna técnica o pesca de ningún pez, el objetivo es plantear una pregunta que ronda por mi mente desde hace tiempo, pero sin embargo jamás he conseguido sacar una respuesta clara. Espero que se genere debate alrededor de ella y que cada uno, según su propia experiencia, exprese su opinión argumentada. Dicho esto, paso a formular la pregunta.

¿POR QUÉ LOS PECES ATACAN A LOS SEÑUELOS?                                                                              
Puede parecer una chorrada, y seguramente todo el mundo responda “Pues porque creen que es comida”, y sin duda esa sería la respuesta más lógica y desde la base que partimos en la mayoría de ocasiones, pero ¿hasta que punto eso es cierto?, quiero decir,¿ realmente los peces ven en nuestro engaño una presa real?,¿comen convencidos que lo que les estamos ofreciendo es la presa que nosotros creemos que simula?

El tema no es tan sencillo y obvio como puede parecer a simple vista, y es que, según mi opinión, cuando un pez ataca nuestro señuelo no sabe lo que está comiendo, quiero decir que puede atacarlo por cualquier motivo, por territorialidad, agresividad, por reacción, o simplemente por curiosidad, pero que jamás es atacado por ningún tipo de semejanza con las presas que está acostumbrado a comer. Por ejemplo, ¿por qué tan frecuentemente los peces atacan señuelos de colores tan poco realistas como un naranja chillón o un firetiger? Se supone que la librea de estos no imita ninguna especie habitual en nuestras costas, pero sin embargo, incluso en condiciones de alta visibilidad, estos son atacados. ¿En qué está pensando el depredador cuando ataca uno de estos coloridos señuelos, que poco se parecen a cualquier pez que hayan visto antes? Desde luego por realismo no es… He llegado a pescar en días que los depredadores, por ejemplo, preferían un color amarillo fosforito antes que un naranja chillón, siendo los dos del mismo modelo, y mi pregunta es, ¿si ninguno de los dos imita una presa que antes hayan visto, por qué prefieren uno antes que otro? Lo mismo pasa en el caso de los poppers, personalmente jamás he visto un pez que vaya pegando taponazos en la superficie, pero sin embargo, es innegable que son un imán para muchos depredadores, que se acercan a él, y no solo eso, sino que lo atacan. ¿Y un minnow?, cuando estamos manejando un minnow y éste se acerca a nuestro pies, cuando vemos su movimiento, ¿alguien por un momento puede llegar a pensar que parece un auténtico pez? Tanto por sus colores, que en pocos casos imitan fielmente a los de una presa real, como por su movimiento, ya que jamás he visto nada vivo que se mueva como un minnow, queda claro que ningún pez real se parece ni por asomo a un minnow. Si nosotros a simple vista distinguimos que nuestro señuelo en ningún caso se parece a ningún pez, ¿no van a darse cuenta los depredadores?, que están viendo peces continuamente.

En una ocasión me pasó eso de estar pescando y no sacar nada, y que un colega a un par de metros con el mismo señuelo y el mismo bajo de línea sacara un pez tras otro. Lo único que podía variar era la recogida, que aún y siendo muy semejante o incluso igual para nosotros, era un factor determinante a la hora de conseguir picadas. Una ligera diferencia en la velocidad de recogida, o jercking algo más agresivo…por mínimo que fuera, ese día marcaba la diferencia; por algún motivo, los depredadores se veían fuertemente atraídos por uno y no por el otro aparentemente igual. Parecía que ese día el compañero, sin saber como, había dado con la clave, con su forma de pescar parecía que hacía picar a todos los peces que veían su señuelo, mientras que varios spinners más no conseguimos ni una mísera picada. Por algún motivo los peces preferían su señuelo, quizás interpretaban, quien sabe por qué, que por su movimiento estaba más débil, o simplemente les volvía locos ese día en concreto un movimiento algo diferente, aunque tenía que ser casi inapreciable, porque todos los pescadores nos esforzábamos en mover el señuelo de la misma manera que el que obtenía picadas, pero nadie más que él fue capaz de conseguirlas.

Queda claro que la pesca aún entraña muchísimos misterios, y algunos que jamás lograremos comprender, y sin duda es eso lo que la convierte en algo tan especial, el hecho de que no haya absolutamente nada que sea seguro, quizás lo único seguro es que no hay nada seguro.

viernes, 24 de febrero de 2012

Guía básica para pescar sargos a spinning

Me llama la atención que a día de hoy haya gente que siga sorprendiéndose de ver capturas de sargos realizadas con señuelos artificiales, casi siempre son atribuidas a la suerte y vistas como una captura excepcional a spinning.

Pescar sargos con señuelos artificiales es perfectamente posible e incluso habitual si sabemos lo que hacemos, llegando a dedicar jornadas de pesca específicas para tentar a esta especie con grandes resultados. Cuando abundan por la zona, si tenemos algunos conocimientos de su comportamiento y forma de alimentarse será normal capturarlos jornada tras jornada, con pocas posibilidades de fracasar en el intento.
Dicho así parece muy sencillo, pero como he dicho antes, serán necesarios algunos conocimientos sobre su comportamiento, forma de alimentarse, condiciones de la mar, escenarios, señuelos más apropiados…sin los cuales nos será realmente difícil conseguir algún ejemplar; su capturar sería un hecho excepcional y siempre fruto de la casualidad.
Según mi experiencia existen algunas claves a tener en cuenta si queremos afrontar con ciertas garantías de éxito una jornada dedicada a la pesca del sargo con señuelos artificiales. En un gran número de ocasiones, si pasamos por alto alguna de ellas, muy probablemente nos vayamos a casa con un gran bolo, desperdiciando una jornada entera insistiendo pacientemente y que quizás con un ligero cambio en nuestra forma de pescar podría habernos deparado varias capturas y picadas con cierta regularidad a lo largo de la jornada.  Dicho esto, paso a explicar la parte práctica  que nos podrá servir de guía si decidimos tentar algún día a esta deportiva y desconocida especie con señuelos artificiales.
-ESCENARIOS: Podemos encontrar sargos en una gran variedad de escenarios distintos, aunque solo unos pocos serán propicios para tentarlos con señuelos artificiales. Las playas de arena por ejemplo no suelen ser la opción más acertada, en estos escenarios normalmente no se interesarán por nuestros señuelos ya que se centran solamente en buscar alimento del fondo, no en actitud depredadora. Sin embargo, lugares con fondo rocoso  a partir de medio metro de profundidad o cortados de roca sí serán propicios para tentarlos con artificiales ya que en estos escenarios adoptan un carácter depredador, siempre y cuando les ofrezcamos el engaño adecuado. No será suficiente simplemente buscarlos en estos escenarios, también cobra especial relevancia la presentación del señuelo, esta debe ser siempre la más cercana a la roca posible, ya que es una especie que no suele moverse a medias aguas, a no ser que esté comiendo en un cortado de roca o un espigón. En el caso que decidamos pescarlos en fondos de roca el señuelo siempre deberá trabajar lo más próximo al fondo posible, para que este pueda ser detectado por el sargo con facilidad, ya que su estrategia de caza no consiste en perseguir a las presas, sino en engullirlas cuando pasan por delante. Si decidimos pescarlos en cortados de roca, espigones o en cualquier estructura donde los sargos no se encuentren pegados al fondo, la presentación del engaño deberá ser, igual que en el caso anterior, lo más pegada posible a la estructura en la que ellos se encuentran alimentándose. Es una especie que no suele realizar grandes desplazamientos para dar caza a las presas, prefiere la comida en la boca y engullirla sin gran esfuerzo.
-CONDICIONES MÁS ADECUADAS: Es posible capturarlos con cualquier estado del mar y el cualquier época del año, sin embargo, los días más propicios serán, según mi experiencia, aquellos en los que la ola genere una ligera espuma sobre la superficie del agua, aunque es factible intentarlo con temporal y mar en calma. En ocasiones simplemente no estarán en el pesquero y por muy bien que lo estemos haciendo no tendremos ningún resultado. Generalmente se sienten más a gusto en lugares con poca afluencia de pescadores, sobre todo los de mayor tamaño, ejemplares que ya nos brindaran una bonita pelea, y más aún si usamos equipos livianos como los de rockfishing.
-SEÑUELOS: Podemos capturalos con multitud de señuelos distintos, desde minnows, cranckbaits, jigs, rubber jigs, jigs de bucktail…el abanico de posibilidades en este sentido es muy amplio, y debe ser ya decisión del pescador cual usar en cada momento. En zonas a las que podamos acercar la muestra cerca de la roca, lugar más querencioso y donde tendremos más picadas, recomiendo señuelos nadadores de pequeño tamaño (3-8cm) y a ser posible con una acción muy marcada y errática. En zonas con más profundidad o cortados de roca en los que queramos pescar bajo nuestro pies será más recomendable usar señuelos plomados, siempre de pequeño tamaño. Los colores no cobran especial relevancia para esta especie, considero más importante la natación y el lugar donde son trabajados, pero si tuviera que elegir uno sin duda sería un verde chillón.
Pequeño sargo engañado con un minnow de 5cm

El captura y suelta es de vital importancia si queremos seguir disfrutando de ellos el día de mañana, al igual que con cualquier otra especie. Pez que muere, pez que no se volverá a pescar, ni él ni sus futuras crías.

-EQUIPOS: Recomiendo usar el equipo más liviano posible, caña que no supere los 20g de potencia y carrete tamaño 2500 de shimano como máximo, aunque si las condiciones lo permiten, los equipos de rockfishing (caña con potencia de hasta 8g, carrete tamaño 1000 y línea trenzada de entre 2lb y 5lb con terminal de fluorocarbono de buen calidad que ronde los 0,20mm) son una opción muy a tener en cuenta y que nos hará disfrutar de cualquier ejemplar, por pequeño que sea. En el caso de ejemplares de porte, usando equipos tan livianos será un auténtico disfrute y nos pondrá realmente a  prueba, transmitiendo una sensación de descontrol en la primera arrancada, la cual no nos hará disfrutar tanto con el uso de equipos más potentes. 

En mi caso, la gran mayoría de sargos capturados han sido con el uso del equipo de rockfishing y señuelos de pequeño tamaño, si aumentamos la medida de estos, el número de capturas se verá drásticamente reducido. 

sábado, 14 de enero de 2012

Fly fishing bonefish

En entradas anteriores ya había comentado que la pesca con mosca tiene una armonía especial y sigo manteniéndolo, estos peces me tienen enamorado...

miércoles, 11 de enero de 2012

Basses a mosca

Viendo este video, a quien no le gustaría estar pescando basses a mosca... Un gran video sin duda con imágenes de gran calidad, ¡UN REGALO PARA LA VISTA! y más en invierno, que nos hará recordar esas bellas y explosivas picadas en superficie que rompen el silencio. De momento toca esperar...

domingo, 1 de enero de 2012

Resumen 2011 y propósitos 2012

Pongo un video resumen de algunas de las pesquerías a spinning y rockfishing del 2011 que nos acaba de dejar. La temporada no se ha dado del todo mal, creo que ha sido el año en el que más progreso y experiencias he obtenido, siendo sin duda la temporada más fructífera para mi hasta la fecha, aunque reconozco que es muy mejorable.

Espero para este 2012 poder seguir disfrutando de esta fascinante modalidad, la pesca con señuelos artificiales, con todas sus variantes (spinning, egging, rockfishing, shore jigging y pesca continental).
Me he propuesto para este año tres objetivos en el spinning, el primero es simplemente seguir disfrutando de la pesca, dando a las capturas todo el respeto que se merecen por los grandes momentos que nos hacen pasar. Mi segundo propósito es capturar y soltar un palometón de más de 5kg. El tercero y más complicado, y más en la zona que me encuentro, es capturar un dentón de más de 2kg.
Solo me queda desearos lo mejor para este 2012, que sigáis disfrutando del spinning y que cumpláis vuestros objetivos, al igual que yo haré todo lo que esté en mi mano para cumplir los míos.
¡¡¡Saludos a todos y buena pesca!!!

sábado, 24 de diciembre de 2011

En referencia a la entrada anterior

Hoy mismo me ha mandado mi amigo Pedro Ivan Egea Monreal (http://anatuconda-marencalma.blogspot.com/) la foto del sarguito que capturó con un daiwa saltiga de 17cm.Esto sirve para corroborar dos cosas mencionadas en la entrada anterior:
1-Se capturan peces pequeños con señuelos grandes.
2-Es muy usual capturar sargos a spinning.
Es cierto que si pretendemos pescar sargos el señuelo más indicado quizás no sea uno de 17cm, pero en el spinning, y en la pesca en general, si hay algo seguro es que no hay nada seguro, todo puede suceder en determinadas situaciones.